jump to navigation

Que Dios salve al fútbol mayo 14, 2007

Posted by jpgarnham in Gabriel Donoso, Norma/argumentación.
trackback

El club deportivo y social cristiano Hosanna S.A. es el primer club de fútbol cien por ciento evangélico. Felipe Cabezas, defensa central del equipo, dice haber visto a Dios en la cancha.
Por Gabriel Donoso

Felipe Cabezas se prepara para disputar la séptima fecha del campeonato sub-23, de la tercera división del fútbol chileno. En el vestuario, su equipo cumple un rito muy distinto al de otros clubes. Si en Colo-Colo se alistan regularmente al ritmo del reggaetón, en Hosanna se preparan al son de las oraciones destinadas al Señor. “Le pedimos a Dios que ninguno de nosotros salga lesionado”, relata Cabezas.
En cancha ni Dios pudo salvarlos de las sendas patadas propinadas por sus rivales, ni menos de la derrota. Cayeron tres a uno ante la filial de Colo-Colo. Hosanna actualmente está en la octava posición de la zona centro sur, con doce puntos. Felipe  cuenta que en cada partido debe lidiar con las burlas de sus contrincantes y agrega: “Lo más común que nos dicen es ‘vayan a leer la Biblia mejor’ y me duele, porque más que ofenderme a mí, ofenden a nuestro Señor”.
Hosanna significa: Bendito seas en el nombre del Señor. Es un club creado hace diez años, con el objetivo de alejar a los jóvenes de las drogas y el alcohol. A su haber ya tienen un titulo: Campeones de la cuarta división en 1997. Sin embargo, se han quedado estancados. Felipe opina que esto se debe a que “muchos jugadores han emigrado a otros clubes y otros han desertado para darle prioridad a sus estudios o a su familia”. Año tras año, la institución debe conformar un nuevo plantel.
Según Felipe, “en Hosanna se prioriza a la persona, antes que las capacidades futbolísticas”. Los jugadores deben asistir a un discipulado, en donde se les habla de las experiencias de Dios, expuestas en la Biblia. Muchos de ellos, al igual que Enrique Iglesias, han tenido una experiencia religiosa y Felipe no se escapa.
“Algunos compañeros y yo, hemos visto al Señor en la cancha… fue un regocijo muy grande, que me motivó a trabajar más arduamente, para darle al Señor lo que se merece”, menciona Felipe y agrega: “Siempre salimos a jugar con doce”.
Para Luis Cabezas, padre del defensa, “el club le ha hecho bien” a su hijo, porque “Felipe antes era muy rabioso y sólo pensaba en el fútbol” y ahora “es más maduro”. Además, destaca que el club ha incentivado a su hijo a estudiar y “eso en ningún otro club lo hacen”, exclama. Luis es parte de la barra incondicional de Hosanna, la cual no tiene nada de “brava”. “Es sólo aliento, nada de groserías”, añade el padre del futbolista.
Felipe señala que sueña con jugar en la “U”. Sin duda que eso podría conllevar un cambio en sus costumbres, lo cual puede mermar su juego. Ante esto, Felipe aclara: “Mis hábitos no los cambiaré nunca… creo que sería una buena experiencia que otros jugadores entiendan la importancia de mi religión”.

About these ads

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: