jump to navigation

Dos veces son más que suficientes abril 27, 2007

Posted by jpgarnham in Estructura dramática, Martín Dixon.
trackback

El alcohol le ha causado más de un problema a Juan Carlos Contreras. Un grave accidente de tránsito hace un mes hizo que dejara el trago definitivamente.
Por Martín Dixon

A la salida de una discoteca en concepción, Juan Carlos Contreras se encontró con tres personas que lo intimidaron y quisieron robarle. Él se encontraba ebrio, por lo que se “achoró” con los sujetos, llegando a golpear a uno de ellos. La reacción llego cuando uno de los ladrones sacó un garrote y lo usó para agredir a Juan Carlos, hasta dejarlo botado en la calle. Permaneció tirado un tiempo hasta que un amigo que salía de la disco lo vio y lo llevó a una clínica. El exceso de de alcohol le jugó una mala pasada a Contreras.
Un incidente ocurrido el pasado 17 de Marzo, lo hizo dejar el trago definitivamente. Juan Carlos y tres amigas: Francisca, Catalina y Francia, asistieron a una fiesta en la discoteca “VIRUS”, ubicada en la carretera camino a Santa Juana en la octava región. Aquí también bebió más de la cuenta y abandonó el lugar con sus amigas en un jeep cuando eran las cuatro de la mañana. Alcanzaron a conducir sólo un kilómetro, cuando Juan Carlos se quedó dormido al volante cerca de San Pedro, donde había una curva en U sin señalizaciones en el camino.
El jeep chocó y destruyó el muro de contención de la curva, por lo que el vehículo dio tres volteretas, chocó contra un árbol y quedó boca abajo en el camino. Juan Carlos quedó noqueado tras el choque, afortunadamente tenía puesto el cinturón de seguridad o habría salido disparado del carro al momento del impacto.
Las amigas de Juan Carlos lograron sacarlo del jeep, tras esto, se puso de pie en un acto reflejo y al instante se desplomó en el suelo. Contreras llegó a no tener pulso y no respondía a las técnicas de reanimación que le dio Francisca. Pasaron 30 minutos hasta que llegó la ambulancia junto a carabineros, la policía se llevó a las amigas de Juan Carlos para constatar lesiones, pero sólo tuvieron rasguños y heridas leves.
Juan Carlos fue trasladado a la UCI más cercana, donde permaneció en coma durante dos semanas. El diagnóstico era demoledor: Rotura de clavícula, fractura expuesta de muñeca, 12 puntos en la cabeza, fractura de hombro y brazo izquierdo, cuatro costillas rotas y estado etílico con 2.5 grados de alcohol en el cuerpo.
Pasaron las dos semanas y Juan Carlos abrió los ojos. Lo primero que pensó fue: « ¿Qué toy haciendo acá?». Despertó con fierros en su brazo izquierdo y clavícula, además de un yeso en una pierna y también en sus costillas. Su madre lo acompañaba y al verlo despertar, le dio un abrazo que le llegó a doler. Juan Carlos no captaba nada hasta que su mamá le explicó todo lo ocurrido.
Contreras permaneció dos semanas más en la UCI hasta ser dado de alta. Lo que le sucedió le llegó profundamente, Juan Carlos no ha vuelto a consumir alcohol desde el accidente. Ahora sólo espera terminar los dos meses de recuperación para volver a tener una vida normal.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: